Centro de Osteopatía y Fisioterapia Sant Feliuosteofeliu@osteofeliu.com - Telèfon: 93.632.64.44

Osteopatía

Andrew Taylor Still fue el primero que acuñó el término “osteopatía” en 1885, deriva de dos términos griegos : osteon, que significa “hueso”, y pathos, que significa “sufrimiento”. No obstante, en la bibliografía médica, pathos se utiliza para expresar “enfermedad”. Por este motivo, el nombre osteopatía ha generado, en el pasado y hasta hoy, cierta confusión, ya que ha menudo sea empleado para expresar “enfermedad de los huesos” o “algo relacionado con los huesos”. Los primeros autores osteopáticos explican que no era ésta la intención de Still, en particular Wilson y Tucker, que consultaron con un experto en griego clásico para identificar la verdadera raíz etimológica. Les dirigió a la derivación de la raíz de pathos. El significado original de pathos correspondía a las impresiones entrantes “sensible a” o “con respuesta a “. Osteopatía implica sensibilidad o capacidad de respuesta a los huesos, lo que refleja el concepto de que los desequilibrios del sistema osteomuscular pueden, por medio de los diversos sistemas, provocar enfermedad y que la enfermedad puede diagnosticarse y tratarse a través del sistema osteomuscular.

William y Kuchera en 1991, definieron a la osteopatía como un sistema integral de asistencia sanitaria que profesa y enseña la filosofía osteopática:

1) El organismo es una unidad
2) Posee sus propios mecanismos de autoprotección y regulación
3) Estructura y función se encuentran interrelacionados de forma recíproca

El tratamiento tiene en cuenta los tres principios precedentes. La osteopatía también engloba todos los instrumentos reconocidos de diagnóstico y curación, entre ellos los métodos terapéuticos osteopáticos por palpación y manipulación.

La General Osteopathic Council of Great Britain (GOsC) sostiene recientemente que la osteopatía es un sistema reconocido y arraigado de diagnóstico y tratamiento, cuyo interés principal radica en la integridad estructural y funcional del organismo. Se distingue por el hecho de que reconoce que gran parte del dolor y la discapacidad que sufrimos tiene su origen en anomalías de función de la estructura corporal, así como en el daño que le provoca la enfermedad.